Orígen

Producto

Natural y artesanal

Nuestros productos están profundamente conectados con el hábitat natural y la cultura de la región. Nuestra fibra primaria, la fibra de llama,  posee características particulares y exclusivas de una fibra 100% natural como: durabilidad, suavidad y adaptabilidad a la temperatura corporal, cualidad que la hace versátil para diferentes tipos de climas.

Ofrecemos prendas de diseño hiladas y tejidas a mano por artesanas de la Quebrada de Humahuaca y la Puna Jujeña.

Nuestra producción se basa en procesos sustentables con utilización de tintes naturales, no contaminantes y que son extraídos de aquello que la naturaleza, nuestra Madre Tierra, nuestra Pachamama nos brinda como el achiote, cebolla, yerba mate, repollo, cochinilla y diversas hierbas, raíces y flores.

Cada una de nuestras prendas posee:

  • Atemporalidad: diseños versátiles, sin distinción de género donde el diseño se fusiona con la belleza de la naturaleza y la simpleza en el uso.
  • Durabilidad: la fibra de llama posee muchas virtudes, una de las cuales es la durabilidad. Seleccionamos cuidadosamente la fibra de mejor calidad y son procesadas sin decoloración lo que luego se traduce en una gama de productos excepcionales.
  • Valor por el comercio justo: respetamos y valoramos el trabajo que realiza cada tejedora, quienes con sus propias manos confeccionan cada prenda con dedicación y amor por el oficio.
  • Alma e Historia: nuestras prendas transmiten una historia, un legado cultural y se nutren del alma de las personas que forman parte del proceso de producción. Eso hace que cada pieza sea única e irrepetible, hecha con paciencia y dedicación.

 

Artesanos

Nuestro pilar fundamental

Sabemos que un producto confeccionado a mano no sería posible sin los artesanos calificados a quienes valoramos respetando los estándares del Comercio Justo.

Estos principios establecen las bases de igualdad y transparencia en las relaciones de trabajo que permiten mejorar las condiciones de vida de los productores, creando oportunidades y promoviendo prácticas respetuosas con el medioambiente.

Nuestros tejedores son moradores de la Quebrada de Humahuaca y la Puna Jujeña quienes están organizados en Redes y Cooperativas de Trabajo las cuales llegan a agrupar hasta 80 artesanos.

Sin embargo, PASTORA, en sus viajes de búsqueda, también ha descubierto maravillosas mujeres tejedoras que trabajan junto a sus hijos y esposos haciendo de esta actividad una parte fundamental de su economía familiar.